Tu Fui, Ego Eris
Fuentes de inspiracion: www.joncarling.com/


Lo intente, no se pudo, no se dio, ni se dará. Tropecé y hasta ahora me arrastre.

Me dolió, tú cambiaste, me cambiaste. Pero es hora de levantarse y emprender un nuevo viaje, con o sin tu compañía.

Comenzado el vuelo no mirare atrás nunca más, fueron gratos los momentos y por eso una última vez te diré esto: -Gracias pequeña dama.

Lo intente, no se pudo, no se dio, ni se dará.

Tropecé y hasta ahora me arrastre.

Me dolió, tú cambiaste, me cambiaste.

Pero es hora de levantarse y emprender un nuevo viaje, con o sin tu compañía.

Comenzado el vuelo no mirare atrás nunca más, fueron gratos los momentos y por eso una última vez te diré esto:
-Gracias pequeña dama.

Eras alguien con quien podía contar…. A pesar de que ya no me gustas, De que ya no te agrado. Ahora estoy derrumbando tu puerta Para intentar salvar tu hinchada cara, Tirado, intentándolo, Intentando despertarte Alejarte del cielo líquido Porque si no lo hago ambos caeremos, Y no quedara nada más que decir, Solamente un adiós…

Eras alguien con quien podía contar….
A pesar de que ya no me gustas,
De que ya no te agrado.
Ahora estoy derrumbando tu puerta
Para intentar salvar tu hinchada cara,
Tirado, intentándolo,
Intentando despertarte
Alejarte del cielo líquido
Porque si no lo hago ambos caeremos,
Y no quedara nada más que decir,
Solamente un adiós…

Bajo tales tormentos sucumbió lo poco que había de bueno en mí. Infames pensamientos convirtiéndose en mis íntimos. Los más sombríos, los más malignos de todos los pensamientos eran acariciados por mi mente. La tristeza de mi humor de costumbre se acrecentó hasta hacerme aborrecer a todas las cosas y a la humanidad entera. - Edgar Allan Poe

Bajo tales tormentos sucumbió lo poco que había de bueno en mí. Infames pensamientos convirtiéndose en mis íntimos. Los más sombríos, los más malignos de todos los pensamientos eran acariciados por mi mente. La tristeza de mi humor de costumbre se acrecentó hasta hacerme aborrecer a todas las cosas y a la humanidad entera.
- Edgar Allan Poe